Blogia
Biblioteca Evoliana

El pensamiento de Julius Evola en Brasil. César Ranquenat Jr

El pensamiento de Julius Evola en Brasil. César Ranquenat Jr

Biblioteca Julius Evola.- El autor de este artículo, César Ranquenat Jr nos lo ha remitido con permiso de publicación y traducción. La obra de Julius Evola en Brasil es solamente conocida por pequeñas minorías y en la actualidad solamente el mercado brasileño dispone de una obra editada de Evola, debiendo nutrirse de otras obras publicadas en Portugal. A pesar de todo existe cierto interés de Evola en determinados círculos y algunos trabajos demuestran que, al menos una parte de su obra ha sido leida (aunque, probablemente, no muy bien entendida, especialmente por sectores neo-paganos u ocultistas.

 

 

El pensamiento de Julius Evola en Brasil.

 

Procuraremos demostrar en este artículo, la presencia del pensamiento de Julius Evola en tierras brasileñas. Para este fin, mencionaremos artículos, libros, revistas y webs donde se hace alguna referencia al pensador italiano. En un segundo momento expondremos de forma sucinta el análisis de algunos grupos “alternativos” sobre la figura y la obra de J. Evola.

Un rápido panorama de la vida intelectual en el Brasil actual

En Brasil se constata algo que no es muy diferente de lo que ocurre en otros países latino-americanos: la hegemonía intelectual de la izquierda progresista. Gran parte de las universidades (especialmente en las áreas de las Ciencias Sociales, la Historia, Filosofá y Letras), de los centros de investigación, de las revistas y los periódicos, las cadenas de televisión y radio las editoriales, están bajo el control directo de los “intelectuales” vindulados a las diversas corrientes de pensamiento izquierdista. Son pocas las voces que se yerguen, en este país, contra el monopolio cultural progresista. Para empeorar aún más la situación, el gogierno está en manos de un partido de izquierdas, el PT (Partido dos Trabalhadores). No existe en el país, un partido político de “derechas” como expresión nacional y una única revista cultural que defienda los principios intelectuales que se oponían al discurso izquierdis gramsciano. Ante escuadro, corrientes de pensamiento e intelectuales anti-progresistas, carecen de voz y son prácticamente desconocidos. Los estudiantes universitarios en el campo de las llamadas Humanidades, conocen a Bourdieu, Foucault, Derrida, Gramci, Marx, Habermas et caterva, pero desconocen absolutamente quienes fueron Eric Voegelin, Carl Schimitt, Joseph de Maistre, Marcel de Corte, Oswald Spengler,Ernst Jünger, René Guénon, Fritjof Schuon y demás. Si estos pensadores “conservadores” son prácticamente desconocidos en las universidades brasileñas ¡qué decir de Julius Evola, que fue el crítico más radical de la modernidad, del progresismo y del racionalismo ilustrado!

La presencia de J. Evola en libros, revistas, diario y en Internet

En la actualidad un solo libro de Evola fue editado en Brasil, se trata de “El Misterio del Grial” que fue publicado por la editora Pensamento en 1986. Esta misma editora publicó dos libros de René Guénon –“La Gran Triada” y “Los Simbolos de la ciencia sagrada”- y de Fritjof Schuon –“El esoterismo como principio y como camino”-. La editorial en cuestión esta especializada en la publicación de libros sobre esoterismo, ocultismo y religiones. Cabe aquí resaltar que “El Misterio del Grial” ya había sido editado en lengua portuguesa por la editorial Vega de Portugal en 1078. Esta misma editora portuguesa publicó en 1993 “Metafísica del Sexo”. Otros dos libros de Evola fueron editados en Portugal, “Revuelta contra el mundo moderno” en 1989, por la Editorial Dom Quixote, en una colección titulada Tradição-Biblioteca de Esoterismo e Estudos Tradicionais y “La Tradición Hermética” por las Edições 70, en 1979. La edición portuguesa de “Revuelta contra el mundo moderno”, seguida por una breve nota sobre la vida de Julius Evola y la obra de este autor en Portugal, realizada por Rafael Gomes Filipe que afirma “Una obra de Antônio Marques Bessa, “Ensaio sobre o fim da nossa idade” (Edições do Templo, 1978) acusa cierta similitud con el pensamiento evoliano, siendo incluso este autor citado en un epígrafe. También Antônio Quadros se ha referido con frecuencia a los trabajos de Evola, especialmente en Portugal: “Razão e Mistério” y en “Poesia e Filosofia do Mito Sebastianista - volume 2º[...].”

En el año 2000 la editora portuguesa Hugin publicó una pequeña biografía de Evola, escrita por el francés Jean-Paul Lippi, autor de un estudio titulado “Julius Evola, métaphysicien et penseur politique” . Hago esta rápida exposición sobre los libros de Evola en Portugal, dado que muchos brasileños tomaron contacto con este autor a través de las traducciones portuguesas.

Es bastante probable que la primera referencia a Julius Evola en un libro en Brasil haya sido hecha por Fernando Guedes Galvão, traductor e introductor de René Guénon en este país y mantuvo con él una larga correspondencia. Guedes Galvão tradujo en 1948 para la Editorial Martins Fontes “La crisis del mundo moderno”. La edición traducida por Guedes Galvão posee un interesante apéndice donde se hace una exposición sintética de las principales obras de René Guénon. En un determinado momento, el traductor del metafísico francés trata sobre la campaña de silencio realizada en torno a la obra de Guénon y citando a Evola dice: “J. Evola se expresa sí: “G_uénon es combatido en Francia por todos los medios y formas; incluso intentan hacer desaparecer sus libros de la circulación”.

No hay duda de que René Guénon es más conocido que Julius Evola en tierras brasileñas. La razón está ligada a la consideración aparente pero positiva que el metafísico francés tuvo hacia el catolicismo.

El IRGET (Instituto René Guénon de Estudos Tradicionais) fundado en 1984, en São Paulo, por el periodista Luiz Pontual se dedica al estudio de la obra de René Guénon, tal como declara la Web[1] de este instituto. Es interesante señalar que Luiz Pontual es también un admirador de la obra evoliana, reconociendo su radical oposición al mundo moderno. Por ello en la web del IRGET, Pontual afirma: “Partidarios de Evola, por otro lado, nos censuran por el nivel en el que colocamos a Guénon. E estos les remitimos al propio Evola que en sus libros registró, más de una vez, el orgullo de ser un Kshatrya (poder temporal) reconociendo en Guénon a un Brâmane (autoridad espiritual). Estos dispensa de mayores explicaciones.” Pontual demuestra no conocer la obra de Evola en profundidad, pues el pensador italiano afirma que en tiempos primordiales, en la Edad de Oro, no había separación entre autoridad espiritual y poder temporal. La figura de la realeza sagrada, del rey-sacerdote, del pontifex, del emperador divino en las civilizaciones tradicionales atestigua la presencia de una autoridad superior a la casta sacerdotal y a la casta guerrera.

El periodista y filósofo Olavo de Carvalho, en su web menciona el libro de Evola “La Tradición Hermética”, como uno de los grandes libros que formó su vsión del mundo. Olavo de Carvalho es un intelectual que escribe diversos artículos en periódicos y revistas, donde expresa su revuelta ante la hegemonía intelectual izquierdista. Su pensamiento tiene cierta influencia en algunos grupos conservadores brasileños. El libro “Jardim das Aflições”, escrito por O. de Carvalho en 2000, hace una interesante referencia a Evola: “No deja de ser interesante que la disputa de prioridad espiritual entre las castas secerdotal y real se reproduzca, en la escala discreta que conviene al caso, entre los dos mayores escritores esotéricos del siglo XX: René Guénon y Julius Evola.” O. de Carvalho es un estudioso de Guénon ye de otros autores tradicionalistas. En este libro trata, entre otras cuestiones, sobre la relación entre la autoridad espiritual y el poder temporal.

La Editorial “Revisão”, dedicada a publicar libros revisionistas favorables al nazismo, publicó en el año 1996 un curioso libro titulado “O elo secreto” de Hélio Oliveira. El libro intenta demostra que son las fuerzas ocultas las que conducen la Historia. La tesis central del autor es que detrás de todo está la acción del judaismo y la masonería. Esta tendencia reduccionista, evidentemente, le impide percibir que precisamente el judaismo y la masonería moderna son instrumento de las fuerzas superiores. Pero lo que nos interesa es la cita  que Hélio Oliveira hace de Evola, al tratar sobre “Los Protocolos de los Sabios de Sión”. El autor afirma: “Algunos escritores judíos se manifestaron sobre la fidelidad del libro. Para Julius Evola “nigún libro del mundo fue objeto de semejante boycot como “Los Protocolos de los Sabios de Sión. Puede decirse sin esfuerzo, que aunque sean falsos y sus autores agentes provocadores, en ellos se reflejan las ideas típicas de la ley y del espíritu de Israel.” La cita de Evola es auténtica, lo que no es cierto es la afirmación de Hélio Oliveira de que su autor sea judío...

Es preciso destacar aquí, el libro del historiador norte-americano Nicolas Clarke “O Sol Negro” publicado por la Edtora Mdras en 2004. El libro de este historiador trata de las relaciones entre el nazismo y el ocultismos y trata la influencia de algunos pensadores “malditos” en la formación de grupos neonazistas o neofascistas. El autor dedica un caítulo entero a Julius Evola. En este capítulo, Clarke procura sintetias los aspectos principales del pensamiento evoliano. Además de Evola, hay otros capítulos dedicados a Savitri Devi, Miguel Serrano y Francis Parker Yockey. La síntesis hecha por Clarke es razonable, mientras el autor insiste en resaltar el carácter pagano y anticristiano de J. Evola. El libro tuvo algún éxito entre los grupos neopaganos brasileños.

La antropóloga Denise Maldi, yá fallecida, escribió un artículo para la Revista de Antropología en 1997, en el que cita a Evola en diversos momentos. El artítulo se titula “De confederados a bárbaros: a representação da territorialidade e da fronteira indígenas nos séculos XVIII e XIX” y aborda la cuestion de la territorialidad y de la frontera en cuanto categorías culturales. Al tratar sobre el concepto de nacionalidad se remite a Evola citando un fragmento de “Revolta do Mundo Moderno”: “La Edad Media conoció nacinalidades, no nacionalismos. La nacionalidad es un dato natural, que circunscribe un cierto n´mero de cualidades elementales comunes, de cualidades que mantienen tanto en la diferenciación como en la participación jerárquica y que no se oponen de manera alguna”. Al final del artículo la antropóloga se refiere especialmente a Evola: “En este sentido, el proyecto de construcción del Estado (la autora trata sobre el Estado-Nación moderno) impicó también una antinomia en relación a la diversas en moldes completamente distintos del proyecto colonizador, en el que la naturalidad cedió lugar a la nacionalidad y el ethnos cedió ante el demos, conforme demostró Julius Evola (1989). Esto significa la superación de la diversidad en el interior de la ideología del Estado y la homogeneización de las diferencias étnicas en favr de la unidad jurídica y de la ciudadanía.” La antropóloga quiere mostrar que el Estado Nacional moderno es una construcción artificial, anti-natural, y que el nacionalismo es un producto de la modernidad, apoyándose en la distinción que Evola traza en “Revuelta contra el mundo moderno” entre el principio de las nacionalidades, de origen medieval y el nacionalismo moderno.

El 14 de mayo de 1995, el Jornal Folha de São Paulo, uno de los mayores diarios del país, publicó un artículo del escritor Umberto Eco, con el titulo de “La nebulosa fascista”. El famoso escritor italiano procuró elaborar un conjunto de rasgos de lo que llamó “de los protofascismo al Fascismo Eterno”. Entre los rasgos dibujados por Eco figura el culto a la tradición y al tradicionalismo. Sobre esto escribe: “Basta dar una ojeada a los patronos de cualquier movimiento fascista para encontrar a los grandes pensadores tradicionalistas. La gnosis nazi se nutria de elementos tradicionalistas, sincréticos y ocultos. La fuente teórica más importante de la nueva derecha italiana, Julius Evola, fundió el Santo Graal y los Protocolos dos Sabios de Sión, alquimia y Sacro Imperio Romano-Germânico”. La oposición de Eco al pensamiento de Evola es evidente. El escritor italiano no conoce las críticas de Julius Evola al Fascismo[2] en libros como “El fascismo visto desde la derecha - Notas sobre el Tercer Reich”. En estos libros, J. Evola muestra los aspectos anti-tradicionales del fascismo italiano y del nacional-socialismo alemán, como el culto al jefe, o el populismo, o el nacionalismo, o el racismo biológico etc. En relación con la Nueva Derecha italiana, esta se nutre solamente de algunos aspectos de la obra de Evola. En todo caso el artículo de Eco, fue muy leído por la intelligentsia brasileña, aunque apenas sirvió para otra cosa que para denigrar la imagen de Evola y deformar la naturaleza de su pensamiento.

Más recientemente, el 26 de diciembre de 2003, el historiador de la UFRJ (Universidade Federal do Rio de Janeiro), Francisco Carlos Teixeira da Silva, muy conocido en medios académicos, publicó un pequeño artículo en el Jornal do Brasil, uno de los más importantes del país, con el nombre de “Estadista ou pastor de almas”. El artículo en cuestiónes tiene como objetivo manchar la figura del Papa Pio XII. El historiador argumenta que Pío XII, calló ante el holocausto y eraen el fondo un filomazi. Al final del artículo declara: “Desde el punto de vista puamente teológico y filosófico, los fascismo (alemán o italiano, poco importa) son absolutamente incompatibles con el cristianismo. La base racial y el culto a la violencia chocan inevitablemente con la solidaridad cristiana, hecho constantemente mencionado por los ideólogos fascista, como Julius Evola o Alfred Rosemberg, que consideraban el cristianismo como una religión montada por mendigos, prostitutas y esclavos.” Habría que añadir que Julius Evola, jamas fue ideólogo del fascismo, en ningún momento formó parte del partido fascista e incluso escribio diversos textos en los que se opone claramente a algunos aspectos del fascismo. En 1930, Evola escribió en la Revista La Torre, de nítida orientación tradicionalista. La revista tuvo apenas cinco meses de vida y fue prohibida por orden de algunos elementos del gobierno fascista que no coincidían con las críticas de la Revista La Torre al fascismo. En segundo lugar, Evola jamás se referió al cristianismo de la forma como quiere ver el historiador Francisco Teixeira. Si bien es verdad que Alfred Rosemberg, en su obra “El mito del Siglo XX” se opone radicalmente a la tradición católico-cristiana sociando esta al universalismo y al judaismo, y defendiendo una nueva religión de sangre y de raza, Evola no pensaba de la misma forma. El barón J. Evola, establecía una distinción entre el mero cristianismo de los orígenes, que conformaba una espiritualidad lunar, sacerdotal y el catolicismo. En este reconocía algunos aspectos positivos y superiores. De acuerdo con J. Evola la tradición católico romana habría sufrido el inflijo de la tradición céltica, nórdico-germánica, romana y griega.

La opinión de los tradicionalistas católicos, los “peremnialistas” y la influencia de Evola en círculos neo-paganos

Evola es poco conocido en los medios tradicionalistas católicos de Brasil que se agrupan en torno a organizaciones como la Asociación Cultural Monfort, dirigida por el profesor Orlando Fidelli, la TFP (Tradição, Família e Propriedade), fundada por Plínio Corrêa de Oliveira, la fraternidad San Pío Pio X y el grupo “Permanencia” de Rio de Janeiro, dirigido por Dom Lourenço Fleichman. En una conversación personal que mantuve con el príncipe Dom Bertrand de Orléans e Bragança, heredero de la família imperial brasileña, ligado a TFP, el dirigente del grupo pro-monárquico que defiende el retorno del sistema monárquico a Brasil, afirmó: “El problema de Evola es que es ocultista y esoterista”. Esta opinión la comparte Orlando Fedelli, de la Asociación Montfort que llega más lejos afirmando que se trata de un pensador gnóstico. En realidad, los miembros de estas organizacioens no conocel el pensamiento evoliano, y jamás han leído ni un libro ni un artículo de Evola. Sistemáticamente, todo pensador que destaca la relevancia de otras tradiciones metafísicas, es tachado por estos grupos como gnóstico, lo que muestra el sectarismo y el exclusivismo de estas organizaciones, incapaces de comprender la “unidad trascendente de las religiones”.

En relación a los “peremnialistas” brasileños, estudiosos y seguidores de la “philosophia perennis”, que Evola denominó Tradicionalismo Integral. Formado por pensadores como Guénon, Schuon, Ananda Coomarawamy, Martin Lings, Titus Burckhardt expresam una mayor simpatía por Evola. Para el profesor de Filosofia Murilo Cardoso de Castro, investigador y difusor de la escuela “peremnialista” en Brasil por medio de una excelente Web[3], Julius Evola puede ser definido como un autor “peremnialista”. Murilo Castro considera al pensador italiano, como un estudioso de la “Tradición primordial”, un “buscador de la verdad”. En su Web ofrece diversos textos de Evola en italiano, español, francés e inglés, indicando también otras ebs ue tratan sobre Julius Evola. Entre tanto, el principal difusor e investigador de los autores peremialistas en Brasil, es periodista y licenciado en Historia, Mateus Soares de Azevedo especialista en Frijof Schuon, y autor de algunos libros sobre el tema y traductor de algumas obras de Schuon, así como de un libro de Martins Lings y otro de Rama Coomaraswamy, no hace referencia a Evola. El referido periodista jamás ha mencionado a Evola en sus escritos, lo cual es bastante extraño. Considera a Guénon como “pai” [equivalente a obispo] de la escuela “peremnialista”, pero muestra una mayor simpatía por Schuon , considerando a este como superior al metafísico francés.

En determinados grupos ocultistas, neoapganos y seguidores del hitlerismo mágico de  Miguel Serrano la figura y la obra de Evola ha despertado un mayor interés. La traducción de la obra de Nicolas Clarke “O Sol Negro”, tuvo un gran impacto entre estos grupos, que así tomaron contacto con el pensamiento de Evola. Pro otro lado, algunos seguidores de Miguel Serrano en el Sur de Brasil, demuestran cierto interés por Evola, debido a las distintas referencias que este escritor chileno hace del pensador italiano. Por medio de las obras de Serrano y de Clarke, estos grupos identifican a Julius Evola como un ocultista, un defensor del paganismo y un enemigo del cristianismo. Esta visión distorsionada del pensamiento evoliano, ha colaborado en crear una mayor función sobre el contenido de la obra de Evola en Brasil. Los artículos de Evola “L’equivoco del “nuovo paganesimo” (1936) y “Hitler e le società secrete” (1971)  y su libro “Máscara y Rostro del espiritualismo contemporâneo”, publicado en el año 2003 por las ediciones Heracles, demuestran el aspecto contra-tradicional de los grupos ocultistas, neopaganos y espiritualistas que pululas en la sociedad moderna. Si estos textos fueran leidos y estudiados por tales grupos sería posible deshacer esta imagen de Evola sería deshecha. La verdad es que pocos “neo-paganos” conocen las principales obras de Evola.

A modo de conclusión podemos afirmar que el pensmiento de Evola es poquísimo conocido en Brasil. La única obra publicada de este pensador, “El Misterio del Grial”, se encuentra fuera de circulación. La intelligentsia brasileña desconoce la obra de Evola. El cotacto con el pensamiento de Evola es un efecto del esfuerzo individual de unos pocos que perciben en el maestro italiano y en su monumental obra un conjunto de orientaciones fundamentales para que un tipo humano diferenciado –el hombre tradicional- pueda mantenerse en pie entre las ruinas de esta civilización decadente.

Cesar Ranquetat Jr

Email: franquetat@yahoo.com.br

 

Notas:

(1)http://www.reneguenon.net/oinstitutoindex.html

(2) Ver  “Más allá del fascismo”, Ediciones Heracles -, 2º edição, 2006, con introducción del Professor Marcos Ghio do Centro de Estudos Evolianos de Argentina.

(3) www.sophia.bem-vindo.net

(c) Por el texto Cesar Ranquetat Jr

(c) Por la traducción del portugués,r Ernesto Milà



 

.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres